Cámara de Representantes vota contra venta de aletas de tiburón en los Estados Unidos

por | Dic 31, 2019

Cámara de Representantes vota contra venta de aletas de tiburón en los Estados Unidos

Iniciativa será ahora dirigida al Senado

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos, acaba de pronunciar un decisivo y rotundo NO, al terrible comercio de aletas de tiburón, por el que los pescadores capturan los tiburones, les cortan sus aletas, para devolver los cuerpos al mar, donde se ahogan, son comidos vivos por otros peces, o se desangran hasta morir.

Los miembros de la Cámara votaron 310 contra 107 a favor de aprobar la eliminación de la venta de aletas, según el Acta H. R. 737, prohibición que pondría fin a toda comercialización en los Estados Unidos, incluyendo todas las importaciones, exportaciones, comercio, distribución y posesión para propósitos comerciales, de aletas de tiburón, o productos que contengan aletas de tiburón.

Los estadounidenses se oponen abrumadoramente a este brutal comercio, por el cual hasta 73 millones de tiburones se comercializan a nivel mundial cada año. Peor aún, este comercio es guiado por la demanda de sopa de aletas de tiburón, lo cual está impulsando a muchas especies de tiburones hacia su extinción

Ahora la iniciativa se dirige hacia el Senado, donde una tercera parte de sus miembros han firmado la prohibición paralela, S 877.

Mientras la Ley Federal prohibió ya el aleteo en aguas de los Estados Unidos, y 13 Estados y tres territorios estadounidenses han aprobado leyes prohibiendo o limitando la venta de aletas de tiburón, nuestra nación continúa siendo el destino final del mercado de aletas, con la sopa de aletas apareciendo todavía en el menú de algunos restaurantes. Los Estados Unidos todavía sigue siendo también el destino final de aletas de tiburón obtenidas en alta mar, donde el aleteo sigue dándose sin regulaciones, o de países que carecen de buenas políticas para combatir el aleteo.

Por esta razón, la Sociedad Humanitaria Internacional de los Estados Unidos, HSI por sus siglas en inglés y el Fondo Legislativo de la HSI, han trabajado fuertemente para de una vez por todas, asegurar una ley que ponga fin en forma decisiva a este comercio, en los Estados Unidos. Aprobando una Ley como esta, nuestra nación reafirma su situación como líder mundial en un tema tan importante, como es la conservación de los tiburones. Con el liderazgo de los Estados Unidos en estos esfuerzos, otros países nos seguirán, como ocurrió con al comercio de marfil.

Los tiburones están siendo asesinados un 30% más rápido de su capacidad reproductiva. Se estima que entre el 2000 al 2011, se comercializaron mundialmente 16.815 toneladas métricas de aletas de tiburón. Este comercio es insostenible, y algunas poblaciones de tiburón han disminuido hasta en un 90%, en décadas recientes, resultando en una crisis, no sólo para los tiburones, sino también para el balance de los ecosistemas oceánicos.

Junto a nuestros afiliados en los Estados Unidos y en todo el mundo, a través de la HSI, hemos estado trabajando para acabar con la práctica del aleteo. En el 2000 y 2010 ayudamos también a promulgar leyes que prohíben el aleteo en aguas de los Estados Unidos, para garantizar la aprobación de otras leyes que prohíben o limitan la venta de aletas de tiburón, incluyendo California, Delaware, Hawái, Illinois, Maryland, Massachusetts, Nevada, New Hampshire, New York, Oregón, Rhode Island, Texas y Washington. Seguimos trabajando con leyes similares en otros Estados. Tres territorios estadounidenses, Samoa Americana, Guam, y las Islas Marianas del norte, tienen también leyes similares.

Al inicio del año, el Parlamento Canadiense aprobó una prohibición de la venta de aletas, por la cual HSI abogó fuertemente, y continuamos trabajando para terminar con el aleteo y reducir el comercio y el consumo de tiburones mundialmente.

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos vive un momento de orgullo por la victoria de hoy, por todos aquellos de nosotros que siempre hemos tratado de fortalecer la protección de estos animales, y estamos especialmente agradecidos con los patrocinadores principales del proyecto de ley, los representantes Gregorio Kililil Camacho Sablan, demócrata de Islas Marianas del Norte y el Republicano Michael McCaul, de Texas.

El tiempo se acaba para los tiburones. Estos icónicos depredadores son importantes en los ecosistemas marinos y actúan como indicadores clave de la salud de los océanos. La disminución del número de tiburones puede causar un daño irreversible para los frágiles ambientes oceánicos, y finalmente para nuestro planeta. Con la decisiva iniciativa tomada hoy, el Congreso, y nuestra nación, pueden revertir la tendencia de estas especies clave, y para los ecosistemas de los que dependen.